José Salazar
MÉRIDA, Yuc.- Durante la segunda semana del mes se registró el primer caso de microcefalia en 2018 en Yucatán, en un bebé del sexo femenino.

Esta malformación congénita, que recientemente se relacionó con la infección del virus de zika, registró en 2017 un total de 23 casos (ocho niños y 15 niñas) y en 2016 cuatro.

La Secretaría de Salud informó que ninguno de los reportes de microcefalia confirmados a la fecha en Yucatán tiene relación con la infección de virus que transmite el mosco Aedes aegypti.

En este defecto congénito, el tamaño de la cabeza del bebé es más pequeño de lo esperado en comparación con el de niños de la misma edad y sexo.

La mayoría de los bebés que han sido diagnosticados con síndrome congénito asociado a zika se encuentran vivos.

Relación con el zika

El síndrome de zika congénito se asocia con un patrón de defectos que incluye anomalías cerebrales, problemas de visión, pérdida auditiva y problemas para mover las extremidades.

Los bebés con infección congénita pueden parecer sanos al nacer, pero podrían tener defectos cerebrales subyacentes u otros problemas de salud asociados con el virus de zika.

 ¡Respira! Es falso el aumento al precio del pasaje en Mérida