Tras dos años y medio de no clasificar a la “fiesta grande” del Ascenso Mx, los Venados de Yucatán se encuentran a un paso de la Liguilla. Una tragedia tendría que ocurrir este fin de semana que marca la última fecha del torneo de plata en México, para que los dirigidos por Bruno Marioni no terminen entre los ocho primeros del campeonato.

Con un empate en el campo de los Cimarrones, este viernes estarían virtualmente calificados. El futuro próximo del equipo de Yucatán está en sus manos, una frase que no aplicaba desde hace ya un buen rato.

El “Barullo”, estratega del conjunto, habló sobre la unión que debe existir por parte del cuadro y la afición: “Que la gente venga, representamos a un Estado, hay que unirnos, este grupo de futbolistas se parte el lomo”.

Como periodista, primero le diría al entrenador que hay que asegurar la clasificación y luego le pediría a los apasionados de este deporte que vayan al “Carlos Iturralde Rivero”.

La oncena se ha hecho fuerte en casa al final del torneo, cosechando cuatro victorias en sus últimos cinco partidos de local. En este lapso promediaron dos goles por juego, además de que se vieron, por momentos, despliegues de buen futbol que el argentino quiere para su equipo.

El espectáculo está, falta que más gente vaya y se emocione. Señalaré ciertos puntos que resaltan de cara a la fecha más importante del Ascenso.

Andrés Iniestra llega en buen momento tras anotar y jugar un gran partido la semana pasada. El mediocampista ha sido un motor, recuperando y repartiendo en el centro del campo; además, sus arribos al área siempre son peligrosos.

Del mismo modo, Braian Molina, uno de los pilares en el esquema de Marioni, quiere recuperar el agrado de la afición y, con base en actuaciones como la última, lo hará con rapidez.

Tras anotar el gol de último segundo la jornada pasada que les dio la victoria, Molina aprovechó el micrófono para pedirle una disculpa a los seguidores por los temas extra cancha y aseguró que “deja y dejará todo siempre los noventa minutos”. En la portería, Armando Navarrete tiene más kilómetros recorridos que la mayoría de los arqueros a los cuales se enfrenta y es un líder debajo de los tres postes.

Al frente, Luciano Nequecaur llega en su mejor forma tras anotar siete goles en 13 partidos, de los cuales, cinco fueron en la segunda mitad del campeonato.

Para el éxito de un equipo, una sólida columna vertebral es necesaria. Venados llega con eso y más, ya que muchos futbolistas del club alcanzan su mejor forma del torneo y eso es suficiente para sorprender a cualquiera en la fase final, pero primero habrá que asegurar la clasificación mañana.