MÉRIDA, Yuc.- Carlos G. C. A., quien hace una semana manoseó a una adolescente de 13 años de edad y ésta se defendió a golpes y luego pidió apoyo para el arresto de este sujeto, se quedará en prisión al ser vinculado por el delito de abuso sexual.

El caso es llevado por la juez segundo de control Blanca Bonilla González, quien otorgó a la Fiscalía General del Estado un mes de plazo para el cierre de investigación.

En la audiencia realizada ayer en el Centro de Justicia Oral de Mérida, la juez Blanca Bonilla vinculó al acusado por el delito de abuso sexual agravado.

En la causa penal se menciona que los hechos ocurrieron el día 7 pasado, aproximadamente a las 14:00 horas, cuando la menor se retiró de un comedor comunitario ubicado en el fraccionamiento Chenkú y fue interceptada por el detenido, quien la manoseó por encima de la ropa; pero no contaba con que la menor se defendería dándole un codazo.