MÉRIDA, Yuc.- Una nutrióloga está involucrada en un caso de narcomenudeo, en el que tres personas fueron detenidas cuando realizaban una operación de drogas en una calle de Altabrisa, donde primero confundieron a los policías, porque los detenidos aseguraron que solo intercambiaban “dulces”. Sin embargo un perro policíaco puso al descubierto que los “panditas” estaban hechos a base de mariguana.

Los vendedores, la nutrióloga A. F. Z. P., el estilista R. V. C. M. y el mesero A. M. D. O., así como el comprador fueron presentados ante el juez segundo de control Luis Mugarte Guerrero, quien les impuso la prisión preventiva, debido a que estos acusados se negaron a proporcionar sus datos al Centro de Medidas Cautelares para que se les hiciera un diagnóstico de riesgo de sustraerse de la justicia.

En maratónica audiencia, que inició a las 8 de la mañana y terminó cerca del mediodía, el juez calificó de legal el arresto de los tres acusados y los fiscales les imputaron el delito de posesión de drogas con fines de comercio.

Los narcomenudistas, detenidos en Altabrisa en días pasados, niegan la acusación

Los acusados señalaron que las cosas no sucedieron como indican los fiscales, ya que dos de los vendedores aseguran que fueron detenidos por agentes de la SSP afuera de un restaurante ubicado en el estacionamiento de Plaza Altabrisa, y de ahí los llevaron hasta el supuesto lugar de los hechos. Agregaron que minutos después llegó otra patrulla de la SSP con un supuesto vendedor, quien estaba golpeado y que luego los policías montaron el “show”.

Ante estas manifestaciones, el juez Mugarte ordenó a la Fiscalía solicitar al restaurante en cuestión, que en caso de tener cámaras de videovigilancia en el área de estacionamiento, proporcione las grabaciones para corroborar la versión de los vendedores acusados.

Versión de la policía 

En la causa penal 129/2018, se menciona que alrededor de las 18:00 horas del día 25 pasado, elementos de la SSP realizaban una ronda de vigilancia en Altabrisa, cuando al pasar por la calle 22-A por 21 se percataron de que dos hombres realizaban un intercambio de manos y luego la mujer entregó a uno de ellos una 'bolsita'.

Al ver a la policía, los sospechosos intentaron darse a la fuga –la pareja a bordo de un automóvil, y el otro a pie-, pero fueron sometidos y al ser interrogados cayeron en contradicciones sobre lo que estaban haciendo e incluso trataron de confundir a los gentes alegando que solo estaban comprando dulces.

Sin embargo, como estaban muy nerviosos, los policías solicitaron un oficial canino que detectó que “los panditas” estaban hechas a base de la marihuana. El peso de la droga fue aproximadamente 40 gramos.