Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) informó que en el primer semestre del año decomisó 43 ejemplares de vida silvestre, siendo la denuncia una parte importante para concretar esta medida. Sin embargo, es importante ajustar las leyes porque este tipo de acciones se realizan a través de la redes sociales.

El delegado José Lafontaine Hamui indicó que es importante una modificación a las normas que rigen este tipo de transacciones de vida silvestre, debido a que en la actualidad el medio “idóneo” para traficar con animales es a través del internet.

“Muchas veces la autoridad se ve rebasada, porque al momento de recibir la denuncia, mientras realizamos todo el procedimiento, ya se hicieron tres transacciones más, debido a la inmediatez que da la tecnología hace que todo sea más rápido y difícilmente se pueda lograr accionar pronto”, explicó.

También indicó que la ley no permite utilizar videos de las redes sociales como pruebas debido a que no existe todavía la modificación, ya que solamente se toman en cuenta como un medio de denuncia.

Recordó que también es importante la denuncia ciudadana, que es el principal medio por el que se acciona contra las personas que lucran con animales. El caso más notable fue el decomiso de un mono araña al poniente de Mérida que era tratado como bebé, pues le colocaban pañal.

Hasta el momento el número de decomisos es menor respecto al que se tenía en 2017, ya que en total ese año hubo 96 decomisos de ejemplares, pero también se aseguraron 26.8 kgs de carne, siendo la de venado la más importante, 52 partes o derivados de animales; en lo que va de este 2018 solo han hecho 43 decomisos y se ha recuperado una parte de vida silvestre (piel de un jaguar).

Indicó que es importante que cuando se quiera adquirir un ejemplar la persona se debe de cerciorar que se tenga todo la documentación correspondiente para tener su legal posesión.