Gerardo Keb/Milenio Novedades
PROGRESO, Yucatán.- Prestadores de servicios turísticos temen que de continuar los bloqueos y protestas de pescadores en el área de Yucalpetén, existan repercusiones en el número de visitantes de casas de playa que llegan al puerto y sus comisarías.

Ante la amenaza de los pescadores de continuar efectuando protestas hasta que les den una solución a sus problemas, el sector turístico de Progreso teme que los visitantes se vayan de las casas de playa o reduzcan su estancia en la costa.

También te puede interesar: Yucatán espera más de 800 mil visitantes por vacaciones de verano

De acuerdo con restauranteros de las comisarías de Progreso, así como comerciantes de ferias y prestadores de servicios locales, la temporada vacacional resulta favorecedora para los negocios del municipio gracias a que los ocupantes de las casas de verano se convierten en compradores regulares de los productos y servicios que se ofrecen en estos lugares.

Indicaron que la mayor parte de los dueños de casas de playa cuenta con embarcaciones de recreo, por lo que las protestas que impiden la salida de esta clase de naves al mar representan un riesgo, ya que la incertidumbre podría orillar a los visitantes a buscar otros sitios para divertirse, lo que se traduciría en un duro golpe para la economía porteña.