Mérida, Yuc.- En las últimas semanas, especialistas en pediatría reportan un incremento en casos de la enfermedad de manos, pies y boca, la cual afecta comúnmente a bebés y niños pequeños.

Esta enfermedad, cuyo nombre clínico es Síndrome de virus Coxsackie, está presente de manera permanente en el ambiente, sobre todo en temporada de calor, y si bien causa malestar general a quien lo padece, no deja secuela alguna.

“La enfermedad de manos, pies y boca es una afección contagiosa causada por diferentes virus. Los bebés y niños menores de 5 años tienen más probabilidades de contraerla. Sin embargo, los niños mayores y los adultos también pueden contagiarse. En Yucatán, es más común que las personas contraigan la enfermedad de manos, pies y boca entre la primavera y el otoño”, explicó el cirujano pediatra David Canché Durán.

El especialista dijo que en las últimas dos semanas ha visto entre 10 y 12 casos de este padecimiento.

No existe un tratamiento específico pero el riesgo de infección se puede disminuir por medio de buenos hábitos de higiene, como el lavado frecuente de manos.

Esta enfermedad no debe confundirse con la fiebre aftosa. Los síntomas comienzan con alta temperatura, pocas ganas de comer, dolor de garganta y malestar. Uno o dos días después pueden aparecer llagas en la boca y sarpullido en la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies.