José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “En tanatología hay que tener cuidado con quién se acude para ayudarse en el proceso de duelo por la pérdida de un hijo. Hoy en día existen muchas personas que creen que por haber leído un par de libros ya pueden ejercer esta disciplina y ofrecen ‘terapias patito’, sin un respaldo académico”, advirtió la psicóloga y tanatóloga, Edith Rodríguez Camps.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Tanatología, A.C., esta disciplina se encarga de encontrar el sentido al proceso de la muerte, y significado concebido como disciplina profesional, que integra a la persona como un ser biológico, psicológico, social y espiritual para vivir en plenitud y buscar su transcendencia.

También te puede interesar: Yucatán, segundo lugar nacional en empresas de tecnología informática

También se encarga de los duelos derivados de pérdidas significativas que no tengan que ver con la muerte física o enfermos terminales.

La experta indicó que la psicoterapia es útil en los procesos de duelo, pero que no existen “fórmulas mágicas”, ya que cada caso es diferente.

“Hay muchos factores que se analizan por medio de entrevistas y la historia clínica. Con eso se deslinda si es necesario solo la psicoterapia o si la persona requiere un médico psiquiatra, y en dado caso, medicación”.

Reiteró que cada caso requiere especial atención, ya que son diferentes las condiciones que vive cada persona ante una pérdida y las redes de apoyo con que se cuenta.