MÉRIDA, Yucatán.- Autoridades de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) y el Comité Nacional del Libro de Texto Gratuito (Conaliteg) confirmaron que el libro de texto como se conoce hoy día desaparece este año, para dar paso en el verano del próximo año a un nuevo y adaptado modelo educativo de libro de texto gratuito.

De acuerdo con Arturo Ancona García-López, Director General del Conaliteg lanzarán una campaña de reciclaje para que en Yucatán y a nivel nacional se “deseche” el modelo que quedará obsoleto.

En julio pasado este rotativo informó que con casi tres millones de libros entregados durante este ciclo escolar, la Segey dijo adiós a la última edición de libros de texto del modelo educativo actual.

También te puede interesar: Van 3 mil 600 denuncias de yucatecos ante Profeco

“Estos son los últimos libros de texto antes de los nuevos para el ciclo escolar 2018-2019 que serán adecuados a la nueva enseñanza oficial”, dijo en ese momento el titular de la Segey, Víctor Caballero Durán.

La dependencia estatal entregó dos millones 714 mil 998 libros de texto que fueron repartidos para 420 mil estudiantes de educación básica, desde preescolar hasta secundaria.

Ayer como seguimiento al tema se llevó a cabo en esta capital la “Segunda Reunión Nacional con representantes únicos de la distribución Conaliteg”, en un reconocido hotel de esta capital, y en donde se ofreció a medios, información sobre las modificaciones aplicables en los libros en el verano del próximo año.

En este sentido el director general del Conaliteg, Arturo Ancona García-López indicó que entre las modificaciones que el libro presentará se encuentran contenidos menos “memorísticos” y más de comprensión, además de que se considera la inclusión de material digital, algo que ya se puso en marcha durante la última edición que circula actualmente.

En este sentido el titular de Segey Caballero Durán aseguró que no se prevén modificaciones en cantidad de páginas, sino de contenido.

Además como parte de una campaña de cuidado ambiental, las autoridades aspiran a reunir dos toneladas de reciclables en libros de textos.