Luis Fuente/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Inspectores de la SCT y Policía Federal realizaron ayer en la carreta Mérida Valladolid un operativo de dimensiones y pesos, que en la mañana dio como resultado fueran infraccionadas tres unidades por violar las normativas en este rubro.

El responsable del operativo, Ricardo Peón Trujillo, señaló que el objetivo es reforzar la supervisión normativa y operativa del autotransporte de carga, a fin de mejorar los niveles de seguridad en la red carretera federal, así como disminuir el número de accidentes que involucran a los autotransportistas.

Por ello, la SCT en Yucatán, en coordinación con la Policía Federal, puso en marcha el “Operativo de Seguridad Vial” con un Módulo de Revisión de Peso y Dimensiones instalado en el km 12 de la carretera Mérida-Valladolid, poco antes del entronque a la vía a Chetumal.

También te puede interesar: ¿Tienes algún proyecto tecnológico? Puedes ganar hasta $200 mil

Explicó que se contempla la instalación de estos módulos de revisión en todas las carreteras de jurisdicción federal en la entidad, mediante los cuales se desarrollarán acciones de verificación del peso, dimensiones y capacidad con que circulan los vehículos que transitan en las vías generales de comunicación, revisión de las condiciones físico-mecánicas de las unidades de auto transporte de carga, revisión de la documentación que deben portar conductores y vehículos de forma obligatoria y la aplicación de exámenes médicos en operación a los automovilistas.

Indicó que la multa mínima por exceder el peso de carga es de 7 mil 549 pesos, que se incrementa conforme aumente el excedente.

Los inspectores de la SCT y Policía Federal instalaron un puesto de control en el kilómetro 12 de la carretera Mérida- Valladolid, poco antes del paso de desnivel del entronque con la carretera a Chetumal, donde instalaron una báscula para verificar el peso de de los camiones con todo y carga.

Las revisiones fueron de manera aleatoria y hasta el mediodía habían verificado ocho camiones, de los tres fueron infraccionados: el primero por exceso de carga y otros dos por no cumplir con la normatividad de condiciones mecánicas.