MÉRIDA, Yuc.- Cuatro ejemplares de Pseudorca crassidens, mejor conocida como “falsa orca” recalaron ayer en diversos puntos de la costa oriente de Yucatán, entre San Felipe y Río Lagartos; dos fueron remolcados a aguas profundas, uno falleció y otro desapareció.

En su página, el Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán (Picmmy) de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), que dirige el Dr. Raúl Díaz Gamboa, indica que recibió el reporte de tres varamientos de cetáceos en la costa oriente.

En este año es la segunda ocasión que se reporta el encallamiento de ejemplares vivos de “orcas falsas” en la entidad. El 27 de febrero, personal de la Procuraduría Federal de Medio Ambiente (Profepa) liberó a dos, en aguas profundas en la zona de Río Lagartos.

En el primero, la información indica que se trataba de dos organismos vivos varados en los bajos costeros a 11 km de San Felipe; allí, personal de la Reserva de Río Lagartos, con apoyo del biólogo Saúl Marrufo Escamilla y su familia, lograron remolcar a una orca de tres metros de longitud a aguas profundas, el otro cetáceo se perdió de vista.

También les avisaron que en la playa, a 9 km de Río Lagartos, recaló vivo otro ejemplar similar, que con el apoyo de personal de la Reserva y pescadores fue remolcado a aguas más profundas.

El tercer reporte fue de un cetáceo muerto, de 4 metros de largo, varado en la playa cerca del lugar del segundo reporte, éste fue enterrado por personal de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos.

Integrantes del equipo Picmmy realizó la necropsia del ejemplar, en coordinación con personal de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos, y al analizar los videos y fotografías de los tres eventos pudieron identificar que se trataba de la misma especie, Pseudorca crassidens.