Israel Cárdenas/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- A siete semanas de terminar su gestión, los 106 ayuntamientos de Yucatán registran una disminución en el flujo de participaciones federales, que afectará no solo a estas administraciones sino el arranque de las nuevas autoridades, que inician sus actividades el 1 de septiembre próximo.

Alfredo Dájer Abimerhi, secretario de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, dijo que de enero a junio los 106 ayuntamientos recibieron un incremento de entre el 4 y 5 por ciento en sus participaciones, en relación con el mismo periodo de 2017, pero que en este segundo semestre del año “ya se reciente una baja” en el flujo de recursos, aunque no precisó de cuánto es el “recorte”.

El funcionario estatal agregó que la baja de recursos no solo impactará el cierre de estas administraciones municipales, también afectará el inicio de los nuevos alcaldes que, entre otras cosas, enfrentarán el pago de aguinaldos.

“Los recursos federales para ayuntamientos siguen llegando en tiempo y forma, nosotros seguimos el calendario, se los vamos trasladando, y hasta ahorita no ha habido ningún atraso ni faltante en ese tema”, aseguró.

“Los recursos están llegando de acuerdo con lo programado, los recursos que han llegado están un poquito por arriba de lo que llegó en el mismo periodo de 2017 a la fecha, a partir de ahora ya se empieza a sentir una baja, y lo que estamos viendo es que el promedio total del año fiscal estará similar al de 2017”, aseguró.

En este contexto el funcionario estatal dijo que para el caso de las nuevas autoridades municipales, el calendario de entrega de recursos quedará igual al que se lleva para las autoridades próximas a concluir su gestión.

“Su calendario de ministraciones queda igual, conforme van llegando las partidas federales se las vamos pasando, y ellos tendrán que hacer sus presupuestos de trabajo con base en eso, al calendario que tienen de fechas y de montos que les serán asignados”, finalizó.