William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A una semana del período más crítico del estiaje en Yucatán, los incendios se han incrementado en los últimos días, principalmente por la presencia de temperaturas extremas en el Estado.

La capital yucateca no se ha salvado de los brotes de fuego en su periferia. Las altas temperaturas que acompañan el principio de la primavera y las pocas lluvias son determinantes para una mayor generación de incendios; las dependencias involucradas adelantaron que el problema se agravará en las semanas próximas.

También te puede interesar: Homicidas de Emma Molina van a pasar 46 y 43 años en la cárcel

Actualmente hay tres incendios activos: en Oxkutzcab, Sihunchén y Tekit.

Las altas temperaturas y la escasez de lluvias, determinantes para una mayor generación de siniestros en varias zonas del Estado.

La coordinación estatal de Protección Civil (Procivy) reportó ayer que en las últimas tres semanas se han registrado en la entidad 812 incendios de maleza, lo que representa 676 hectáreas afectadas, principalmente en Acanceh, Baca, Kanasín, Cacalchén, Halachó, Huhí, Izamal, Oxkutzcab, Seyé, Tekantó, Tekax, Ticul, Tixkokob, Tixpéual y Muna, entre otros municipios.

El jefe del Departamento del Manejo del Fuego de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Manuel Mora Ugalde, detalló que actualmente hay tres incendios activos: en Oxkutzcab, Sihunchén y Tekit.

En este último municipio se ve afectada una superficie de 100 hectáreas de matorral. Para sofocarlo participan activamente brigadistas de Conafor, Procivy y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En la quinta reunión del Comité Estatal de Prevención y Combate de Incendios Forestales y Agropecuarios, como en abril quedan suspendidas las quemas agrícolas, se acordó reforzar las labores de difusión para recordar esta disposición.

El director General de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Luis Cauich Matos, señaló que se mantiene una estrecha coordinación entre los tres niveles de Gobierno durante la temporada de quemas. Se pide a los yucatecos evitar prácticas que pudieran generar la presencia del fuego como arrojar basura a la orilla de las carreteras, botellas de vidrio y colillas.