Mérida, Yuc.- En la semana del 14 al 20 de este mes se presentaron los primeros cuatro casos del año de “Tripanosomiasis americana”, conocida como enfermedad de Chagas, en Yucatán.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, los casos registrados en la semana epidemiológica número tres, corresponden a tres hombres y una mujer, todos en la modalidad crónica del padecimiento.

En esta variedad, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardiaco y digestivo. Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita por arritmias cardiacas o insuficiencia cardiaca progresiva.

Tres de cada diez pacientes infectados sufren trastornos cardiacos y uno de cada diez presenta alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas.

El año pasado en Yucatán se registraron 43 casos de enfermedad de Chagas (25 hombres y 18 mujeres), 36 de ellos en fase crónica (22 hombres y 14 mujeres).

En 2016, los casos contabilizados en la entidad fueron 58 (44 hombres y 14 mujeres).

El vector (transmisor) del mal de Chagas es un insecto conocido popularmente como “pic” –de nombre científico Triatoma dimidiata–, que es un hematófago (se alimenta de sangre) nocturno que ataca principalmente a especies animales. El humano es un reservorio accidental es decir, se alimenta de éste cuando se atraviesa en su camino.

Las variedades de estos insectos están presentes en casi todo el territorio que se encuentre por debajo de los dos mil metros de altura, lo que equivale a decir que la mayoría de la población mexicana se encuentra en peligro de contacto.