Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Al cierre de 2015, el Registro Civil destaca una disminución de más de 13 mil movimientos, equivalentes a 24 por ciento, en comparación con 2014, aunque los divorcios muestran una tendencia al alza.

De acuerdo con datos de esta dependencia estatal, en los trámites realizados en sus oficialías, en 2014 sumaron 66 mil 265 registros y este año fueron 51 mil 557.

También hubo una disminución significativa en el número de personas que no tenían identidad y que la recobraron a través del programa “Ser yucateco es un orgullo”.

En algunos rubros el Registro Civil muestra cifras con corte al 20 de diciembre y otros hasta octubre, esto se debe a que la mayoría de las Oficialías Civiles están automatizadas, es decir, todos los registros se realizan por medio de una computadora, aunque no todas están interconectadas, así que la mayoría debe enviar el corte de movimientos al finalizar cada mes.

También se registró una disminución considerable en el número de inscripciones de actas extranjeras, esto corresponde a niños y adultos que nacieron fuera del país, pero por la nacionalidad de sus padres son mexicanos, en este caso originarios de Yucatán.

A partir de la reforma a  la Constitución mexicana en marzo de 1998, si una persona se hace nacional o nace en otro país, puede obtener la nacionalidad mexicana, si por lo menos uno de los padres es mexicano.

Para tal fin, tiene que ser registrado en una Oficina del Registro Civil en México o en una Representación Consular del Gobierno Mexicano en el exterior, como el Consulado de México, es posible tener  las dos nacionalidades, sin tener la necesidad de renunciar a una.

Entre las ventajas de realizar ese registro, está que pueden adquirir una segunda nacionalidad, lo cual significa que ellos podrán vivir en cualquiera de los dos países, gozando de todos los derechos. Es decir, sus hijos podrán elegir en dónde quieren residir, estudiar o trabajar: en México ó en los Estados Unidos.