Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La cercana transformación de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY) en la Universidad de las Artes traerá muchas posibilidades de crecimiento en todo sentido, los más visibles serán el nuevo edificio y la rehabilitación de las antiguas instalaciones de los ferrocarriles, aseguró el director de dicha institución, Enrique Martín Briceño.

Destacó que ahora se podrá ofrecer a la comunidad estudiantil mejores espacios y condiciones para su formación, así como incrementar las actividades de extensión académica y difusión cultural.

Aunado a eso, la Universidad de las Artes tendrá la posibilidad de ampliar su oferta de programas educativos. Cabe destacar que en la actualidad la ESAY ofrece como parte de su oferta educativa, cinco licenciaturas y dos maestrías.

Explicó que otro de los aspectos que permitirá la nueva escuela será el desarrollo de la investigación así como nuevas instalaciones para los centros de investigación con los que actualmente cuenta la institución.