Mérida, Yuc.- Con la confirmación de siete casos en la última semana epidemiológica reportada por la Secretaría de Salud, los casos de tripanosomiasis americana, conocida como mal de Chagas, suman 15 en el Estado.

Especialistas señalan que tres de cada diez pacientes infectados sufren trastornos cardiacos y uno de cada diez presenta alteraciones digestivas (agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, de los casos registrados en la semana 13 epidemiológica, que comprendió del 25 al 31 de marzo, cinco correspondieron a la fase aguda de la enfermedad y dos, a la fase crónica.

En el caso de la primera, se han confirmado tres casos en mujeres y tres en hombres, y en la otra modalidad, cinco hombres y cuatro mujeres.

El año pasado en Yucatán se registraron 43 casos de mal de Chagas (25 hombres y 18 mujeres), 36 de ellos en fase crónica (22 hombres y 14 mujeres).

En 2017, los casos contabilizados fueron 43. De estos, en fase aguda se confirmaron tres hombres y cuatro mujeres y en fase crónica, 22 hombres y 14 mujeres.

Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita por arritmias cardiacas o insuficiencia cardiaca progresiva por destrucción del músculo cardiaco y sus inervaciones.