Mérida, Yuc.- Ante los reportes ciudadanos de presencia de mangas de mosquitos “molestos” en el poniente y oriente de Mérida, la Secretaría de Salud de Yucatán informó que se tratan de ejemplares de la especie Aedes Taeniorhynchus (mosco negro) y culex.

Estos insectos han estado ocasionando molestias por las pequeñas lluvias que han dejado los frentes fríos de las últimas semanas.

A estos insectos se les conoce como “oportunistas” ya que se crían en zonas de maleza cercanas a la ciudad, a donde llegan cuando caen algunas lluvias fuera de temporada.

Por otra parte, la dependencia estatal informó que no hay incremento en la población de Aedes aegypti, transmisor de dengue, chikungunya y zika, enfermedades que al inicio de año continúan a la baja.

Los niños son a veces los más afectados por estos insectos. 

De acuerdo con especialistas en control vectorial, las especies de mosco referidas brotan de los pozos de las alcantarillas, ya que en temporada de frío buscan estos lugares debido a que la profundidad del agua hace que esté menos fría que en la superficie.

De esta manera logran reproducirse y salir al exterior ya que se han adaptado a poner huevecillos en aguas profundas, a diferencia de la especie Aedes aegypti, que es más selectiva al momento de elegir sus criaderos y elige mayormente reservorios de agua limpios.

Por medio de su departamento de vectores, la SSY realiza acciones para el control de esta especie en dos etapas: en la primera, denominada anticipatoria, se realizan actividades de promoción, sin descuidar el control larvario y fumigación.

La segunda es la fase intensiva, que se lleva a cabo cuando comienzan las lluvias, debido a que esto incrementa la proliferación del mosco.