MÉRIDA, Yuc.- El crecimiento urbano ya afectó al 10 por ciento de la Reserva Ecológica de Cuxtal, de manera que ya se trabaja en zonas de recuperación, informó la subdirección de Ecología y Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Mérida.

La dependencia afirmó que de alguna manera este espacio ha sido impactado y que hay algunos cambios de uso de suelo, ya que al referirse al plan de manejo, las 10 mil 757 hectáreas deberían de estar conservadas bajo ciertas normas de crecimiento de la ciudad.

“Actualmente hay una zona núcleo que ha permanecido intacta, pero la parte norte de la reserva, la que se encuentra en los límites del Anillo Periférico con las calles 86, 50 y 42, fueron urbanizadas en años anteriores y no hay forma de rescatarla”, indicó la dependencia.

Como informamos, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ordenó la clausura total temporal de dos predios que fueron afectados en una superficie total de 2.4 hectáreas, por actividades de remoción de la vegetación forestal sin contar con la autorización de la Secretaría de Medio  Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en materia de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales dentro de la Reserva Cuxtal.

Ante situaciones como esa, la Comuna dijo que se busca, en coordinación con otras dependencias de gobierno, frenar los daños a la reserva, además trata de reforestar las áreas dañadas.

Esto porque hay una deforestación de los dueños de los terrenos con el interés de vender, pero se pondrán condiciones a aquellas personas que compren y construyan, se exigirá que en su propiedad se siembren varios árboles de la región.

Mientras, el departamento municipal de Ordenamiento Territorial y Observación Urbana clasificó la reserva especificando: su núcleo de protección, resguardo de cenotes, zona de uso restringido, zona sustentable agrosistemas, aprovechamiento sustentable de recursos naturales, uso tradicional de la región, asentamientos humanos y zona de recuperación.

También delimitó las carreteras y caminos, el Anillo Periférico y las líneas de la Japay, de Pemex y Comisión Federal Electricidad (CFE).