MÉRIDA, Yuc.- César M. A. M., armado con una pistola, asaltó a dos mujeres en el estacionamiento de un restaurante, en la zona de Gran Plaza, pero además las obligó a hacerle sexo oral y cuando huía con el vehículo de las víctimas, se estrelló contra un árbol, por lo que fue detenido por la Policía.

Ante esto, fue imputado los delitos de robo calificado cometido con violencia y violación.

En la audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral, el acusado se reservó el derecho de rendir su declaración. Se fijó para el próximo día 11 la celebración de la audiencia de vinculación.

El miércoles 3 pasado, aproximadamente a las 22:30 horas, las denunciantes se retiraron de un restaurante, en la colonia Gonzalo Guerrero, y cuando iban a subir a la camioneta Jeep de una de ellas, fueron interceptadas por el ahora imputado, quien las amagó con un arma de fuego.

El acusado hizo que ambas se suban al vehículo, donde las despojó de sus pertenencias de valor y las obligó a practicarle sexo oral.

Luego bajó a las dos y huyó en la camioneta, mientras que las víctimas solicitaban ayuda a los tripulantes de una patrulla que pasaba en esos momentos. La unidad inició la persecución de la Jeep hasta en la avenida 51 de Francisco de Montejo, donde el sospechoso perdió el control del volante y se estrelló contra un árbol de ornato. Esto permitió que fuera detenido.