Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Muy caro le salió el beber a J.B.P.B, ya que alcoholizado tuvo una riña en Espita y presuntamente mató a balazos a José Antonio C.M, de 38 años, y en prisión, enfrenta un proceso penal por homicidio.

El acusado fue presentado ante el juez primero de Valladolid, Manuel Soberanis Ramírez, quien calificó como legal la detención de este individuo y dio oportunidad a los fiscales de imputarle el delito de homicidio.

El acusado se reservó el derecho de rendir su declaración y pidió la ampliación del término para que se resuelva su situación jurídica.

También te puede interesar: Muerte frente al Malecón de Progreso: habría sido golpeado por lancha

Por ello, el juez Soberanis Ramírez fijó para el próximo día 20 la celebración de la audiencia de vinculación, y a petición de los fiscales decreto la prisión preventiva al acusado por el tiempo que dure el proceso en su contra.

De acuerdo con información de la causa penal 32/2018, los hechos ocurrieron la noche del domingo 12 de agosto, cuando José Antonio, de 38 años de edad llegó a su casa en estado de ebriedad y posteriormente salió de su predio y peleó con un grupo de personas que ingerían bebidas alcohólicas.

Hubo un altercado entre los ebrios y Chan Mazún y en un momento dado el ahora imputado sacó un arma de fuego y dispró en varias ocasiones al recién llegado.

Al lugar llegó una ambulancia que trasladó a la víctima al centro de salud, pero éste falleció en el trayecto.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública realizaron un operativo que permitió el arresto de J.B.P.B, como presunto responsable de estos hechos.