William Sierra/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El juez Luis Edwin Mugarte Guerrero determinó este domingo que se mantenga bajo prisión preventiva a los cinco individuos imputados en participar en el robo de un cajero automático, en el fraccionamiento Yucalpetén, de esta ciudad.

Durante la audiencia de vinculación a proceso, realizada en la Sala 2 del Juzgado Segundo de Control, a cargo de Mugarte Guerrero, se reveló que el monto de lo robado asciende a casi un millón de pesos.

Asimismo, la Fiscalía expuso datos de prueba con los que se busca establecer la acción penal contra los imputados,  A.Z.T. de 34 años de edad,  originario del estado de Veracruz; C.H.E., de 44, de la Ciudad de México; A.A.L.G., de 31 años, originario de Oaxaca y radicado en Puebla; F.L.L., de 41 años, originario de Puebla, y J.G.E., de 45 años, del Estado de México.

También te puede interesar: Así robaron más de 800 mil del cajero de Avenida Zamná

El juez otorgó la oportunidad a la defensa para contestar la solicitud, y esta pidió una reclasificación, debido al monto del hurto y señaló que el banco afectado, en este caso Santander, no ha presentado un arqueo del monto de las transacciones realizadas antes y después de la fecha en la que se cometió el delito.

En el cajero de la avenida Zamná habían 867 mil 900 pesos, y al momento de la aprehensión se recuperaron poco más de 130 mil pesos.

¿Cómo se defienden? 

Los defensores (15 abogados en total) señalaron que sus representantes traían diversas cantidades de dinero para la compra de vehículos en esta ciudad, y reiteraron su inocencia, incluso se pidió a la empresa Home Depot de la Avenida Canek la revisión de sus cámaras de video, pues según sus defendidos, ahí los agentes que los detuvieron compraron cadenas que les colocaron en el vehículo con el que se transportaban.

Tras fijar un mes para la siguiente audiencia, la Fiscalía solicitó que se ampliara ese plazo a 90 días para reunir las pruebas suficientes y efectuar las diligencias correspondientes, sin embargo, esto les fue rechazado.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 19 en la Avenida Zamná, donde el cajero fue arrancado de la base y sujetado con una cadena, para después jalarla desde una camioneta. Además de ese vehículo presuntamente se utilizó otro un Jetta.

En este vehículo viajaban tres inculpados y dos más en otro, sin embargo al ser detenidos se hallaron en ambos automotores, bandejas de ese y otros cajeros automáticos, así como billetes de diversas denominaciones.