Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “La ocasión hace al ladrón”, una señora dejó su bolso de mano al interior de su automóvil, pero a la vista, situación que fue aprovechada por Gabriel Alejandro, quien por medio de un cristalazo se apodero del artículo, pero no pudo huir porque fue detenido por testigos de los hechos.

Este frustrado ladrón fue presentado ayer ante el juez primero de control de Mérida, Kenny Burgos Salazar, quien lo vinculó a proceso por el delito de robo, pero le concedió la libertad provisional mediante el uso de localizador electrónico y una garantía económica de mil pesos.

Los fiscales solicitaron un mes de plazo para el cierre de investigación, el cual fue concedido por el juez Burgos Salazar.

También te puede interesar: Vecinos de la Emiliano Zapata Sur casi linchan a narcomenudistas

En su exposición para solicitar la vinculación a esta causa penal, número 66/2018,  indicaron que los hechos sucedieron alrededor de las 13:30 horas, del día 14 pasado, cuando la denunciante dejó su automóvil estacionado a las puertas del predio número 66 de la calle 16 entre 17 y 18 de la colonia Felipe Carrillo Puerto, para llevar a su hijo a una escuela de natación que funciona en ese inmueble.

Sin embargo, por las prisas, la mujer dejó a la vista su bolso de mano, que contenía dos mil 570 pesos en efectivo.

En esos momentos pasaba por el lugar Gabriel Alejandro, quien al ver el “bulto” a la mano, dio un cristalazo para apoderarse del artículo, pero fue sorprendido por la dueña del vehículo, quien pidió ayuda, testigos de los hechos sometieron al ladrón y lo entregaron a agentes de la Secretaria de Seguridad Pública quienes llegaron al lugar tras una llamada de auxilio, al número de emergencias 911.

El juez Burgos Salazar consideró que los datos de prueba fueron suficientes para determinar la participación del acusado en este atraco, de modo que le dictó auto de vinculación a proceso.