Mérida, Yuc.- Con motivo de la Cuaresma, autoridades de Salud fortalecen las tareas de vigilancia sanitaria en establecimientos dedicados al proceso, venta y distribución de pescados y mariscos crudos y preparados.

La Secretaría de Salud, por medio de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), indicó que la finalidad de estos operativos es supervisar y garantizar las buenas prácticas en la distribución, conservación y preparación de este tipo de alimentos.

Las visitas de verificación se realizan en coordinación con las autoridades sanitarias estatales, en este caso la Dirección para la Protección contra Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud de Yucatán.

Se supervisa la trazabilidad de los alimentos, es decir, se debe comprobar el origen de los mismos; además, es necesario garantizar la denominada “cadena de frío”, para que el producto se mantenga refrigerado o congelado desde su origen hasta el punto de destino. También revisa la conservación y preparación de los alimentos.

Antes de adquirir pescados y mariscos, se recomienda a la población verificar que estén en refrigeración o congelados al momento de su compra, poniendo especial atención en que el producto esté en camas de hielo, sin rastros de sangre, vísceras, tierra o cualquier materia extraña que pueda contaminarlos.

¿Cómo saber si el pescado es fresco?

-El pescado deberá tener los ojos

-La piel brillante

-Las escamas no se deberán desprender con facilidad. 

Para su buena conservación los pescados y mariscos deberán estar conservados en refrigeración a una temperatura de 4 grados centígrados, o menos.