José Salazar
MÉRIDA, Yuc.- El programa de radio “Salvemos una vida”, que se transmite todos los viernes por AMOR 100.1 FM de Grupo SIPSE, en esta ocasión con los conductores Esperanza Nieto y Jorge Barrera, abordó el tema de la prevención del suicidio.

Para hablar este tema, la emisión tuvo como invitado al psiquiatra Salvador González Gutiérrez, colaborador desde hace 15 años del programa y presidente de la Red Pro Yucatán.

“El 14.3 por ciento de los casos de trastornos de ansiedad en México se dan en personas mayores de 16 años, es decir 60 millones de personas, y es causa frecuente de consulta psiquiátrica. La ansiedad tiene que ver con la sensación de tensión, estrés y angustia que sienten las personas. Nos referimos a los cuadros obsesivos, compulsivos y estrés postraumático”, señaló el director del Centro de Atención Integral y Rehabilitación de Personas con Problemas de Salud Mental y Adicciones (Caiyrad).

El psiquiatra dijo que la ansiedad, junto con la depresión y las adicciones, son los principales factores de riesgo para el desarrollo de conductas suicidas.

“La ansiedad es una respuesta psicofisiológica de nuestro cuerpo que nos hace sentir inestabilidad emocional y miedo. Además genera trastornos del sueño y problemas en nuestras relaciones interpersonales”, agregó.

En el caso de la depresión, el especialista en salud mental dijo que el 9.4 por ciento de las personas mayores de 16 años pueden cursar con al menos un cuadro de depresión al año.

“Cuando la ansiedad y depresión se combinan con adicciones, el panorama se complica. En lo que más se necesita atención es en el tema de la depresión”, apuntó.

Jorge Barrera preguntó al doctor Salvador González cuál es la causa de que algunas personas, a pesar de tener problemas y circunstancias muy complicadas en su vida, no caen en depresión y ansiedad.

El invitado comentó que hay personas que han tenido la oportunidad de crear un tipo de personalidad que genera estabilidad y seguridad para poder comprender los conflictos que se presentan en la vida cotidiana.

“Esto tiene que ver con el desarrollo que se tiene prácticamente desde el momento de la gestación. Si fue un bebé planeado, ya desde ahí hay muchos puntos a favor para crear una personalidad sana. Este punto es importante porque lamentablemente cada vez vemos más jovencitas que se embarazan a los 14 ó 16 años, lo que genera muchos conflictos para la madre y el bebé, porque no van a tener una vida armónica”, advirtió.

Esperanza Nieto comentó que la ansiedad puede derivar en problemas en la escuela, en el trabajo, con los amigos o la pareja, pero también puede originarse por cuestiones físicas.

Salvador González dijo que un problema de ansiedad no siempre es un problema psicológico, ya que hay muchos cuadros de enfermedades generales que se acompañan de ansiedad.

“La ansiedad tiene que ver con la adrenalina que generamos, ésta se produce por medio de las cápsulas suprarrenales (glándulas de secreción interna que se encuentran sobre los riñones). Si hay alguna alteración en estas cápsulas, la persona puede incrementar sus niveles de adrenalina y cortisol, que le pueden generar mucha ansiedad. Para detectar adecuadamente esto, se le deberán hacer estudios específicos”, explicó.

Mencionó que los problemas de la glándula tiroides también pueden generar estados de ansiedad.

“Lo primero es el estrés, luego tensión, le sigue la ansiedad y por último la angustia que es el límite mayor de los trastornos. En muchas ocasiones se pueden dar estos cuadros por alteraciones en la tiroides que pueden generar estados de angustia impresionantes. Los problemas cardíacos también pueden generar ansiedad. Muchas enfermedades crónico-degenerativas y mortales van a generar muchísima ansiedad. Por eso antes hay que descartar algún problema físico”, afirmó.

Jorge Barrera comentó que existen algunos mitos que aseguran que ir al psiquiatra es “solo para que le receten pastillas para mantenerse ‘drogado’”.

En respuesta, el doctor Salvador González dijo que antes de ser especialista en salud mental, el psiquiatra estudia seis años de medicina general y una vez especializados (después de tres o cuatro años de estudio), aplican varias modalidades de psicoterapia.

Amarse a uno mismo, clave contra la codependencia

“Podríamos considerar que al menos cuatro de cada diez enfermos que atendemos en consultorio salen sin una receta de fármacos. Y es que a veces los problemas que traen estas personas son por conflictos familiares o económicos. No forzosamente necesitan tomar algo para sentirse bien. Ahora bien, los problemas que salen con receta, en ocasiones tienen problemas para dormir. Entonces le indicamos el medicamento pero les hacemos énfasis que eso no los va a curar, sino realiza cambios en sus conductas”, abundó.

El psiquiatra reiteró que algunos pacientes ni siquiera con tratamientos más agresivos, como la estimulación magnética, mejoran si no realizan los cambios conductuales que el especialista les indique.

“En mi caso, manejo una terapia que consta de 16 sesiones que se llama cognitivo conductual, en donde al final el paciente tiene muy claro por qué ha estado deprimido y cuáles son las estrategias que tiene que tomar, y no forzosamente con medicamentos. En ansiedad son mucho menos los medicamentos que utilizamos. En realidad, el médico debe entender el entorno en que vive su paciente, sus problemas financieros y hasta de insatisfacción sexual, la persona no va a mejorar. Son cosas que incluso se pueden resolver, mejorar su comunicación con la familia y la pareja”, detalló.

El especialista en salud mental dijo que el aspecto espiritual es muy importante para que las personas encuentren ayuda en sus problemas emocionales, y que esto no implica necesariamente pertenecer a alguna religión sino en creer, tener fe en que todo tiene solución.

“LOCURA”, TÉRMINO ERRADICADO

Por otra parte, el doctor Salvador González dijo que el término “locura” ha sido desterrado de los libros de medicina desde 1911.

“Existe el término ‘psicosis’ para referirse al cuadro en donde la persona habla sola, oye voces, tiene visiones y se pueden poner muy agresivos, además de que tienen problemas para relacionarse. Les puedo decir que solo dos o tres enfermos de cada 100, tienen algún trastorno psicótico. El término de “locura” lo usamos en forma peyorativa frecuentemente, pero en medicina está obsoleto”, aseveró.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN INFANTIL

“Lamentablemente ahora vemos cada vez más niños de 5 a 9 años de edad con cuadros de ansiedad y depresión, quizás no en el grado de los adolescentes y adultos, pero va siendo más frecuente. Esto tiene que ver con la forma en que el niño está viviendo. El estilo de vida juega un papel preponderante en la formación de una personalidad más sana, más madura, que nos impida caer en esos cuadros”, explicó.

El médico psiquiatra dijo que también hay enfermedades que generan ansiedad, como es el caso del cáncer avanzado.