Milenio Novedades
MÉRIDA, YUC.- Diputados integrantes de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública avalaron sancionar a quien organice, preste el lugar o asista a peleas de perros en Yucatán, al aprobarse por unanimidad el dictamen para adicionar el artículo 410 al Código Penal del Estado.

“El respeto a los animales no es una moda ni una concesión, es una responsabilidad que como seres humanos tenemos hacia los demás seres vivos que habitan con nosotros en este planeta, por lo que debemos responder”, resaltó la presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso local, Celia Rivas Rodríguez, quien presentó la citada iniciativa.

Rivas Rodríguez explicó que la modificación al Código Penal representa una armonización con lo estipulado en las leyes de Vida Silvestre y del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, por lo que esta iniciativa se une para reforzar lo alcanzado con la anterior reforma a la ley penal estatal que prohíbe tratos crueles en contra de los animales domésticos.

“Es necesario la adición del artículo 410 para prohibir explícitamente las peleas de perros en el Estado, independientemente si la actividad se hace o no con fines de lucro”, declaró.

El mencionado artículo refiere que se impondrá de uno a cinco años de prisión y multa de 200 a 400 unidades de medida y actualización a quien organice, induzca, provoque, promueva o realice una o varias peleas de perros, públicas o privadas, con o sin apuestas, o las permita en su propiedad; así como quien las anuncie, patrocine o venda entradas para asistir a espectáculos que impliquen peleas de perros.

También se sancionará a quien posea o administre una propiedad donde se realicen peleas de perros con conocimiento de dicha actividad, ocasione o permita que menores de edad asistan o estén presentes en cualquier exhibición, espectáculo o actividad de esta índole; así como quien realice con o sin fines de lucro cualquier acto con el objetivo de involucrar perros.