Mérida, Yuc.- Por alterar el precio de alimentos básicos y productos en general, la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ya sancionó a 21 comercios, entre ellos tortillerías y pescaderías. Dependiendo de la reincidencia o por atentar contra el consumidor las multas van de 300 mil a 900 mil pesos.

José Antonio Nevárez Cervera, delegado local de la Profeco, precisó que las sanciones van del 8 enero al corte del martes 20 pasado, todos ellos por presentar irregularidades en sus precios al consumidor.

El funcionario federal destacó que la dependencia a su cargo está pendiente de que no exista un alza injustificada de precios de productos derivados del maíz, y a los productos en general.

“Nosotros como Profeco tenemos la facultad de requerir que nos acrediten la información en caso de incrementos a los precios de esos productos, y las sanciones fueron porque no pudieron acreditar los incrementos con facturas que demostraran el alza de sus insumos, por ejemplo”, apuntó.

Añadió que la dependencia, a través de su programa de vigilancia y operativos, ha detectado estas irregularidades, además de las denuncias ciudadanas que llegan a ese organismo.

“Estamos vigilando los precios de insumos que durante este periodo son altamente demandados, como pescado, mariscos, productos enlatados provenientes del mar, huevos, pollo, frutas y verduras”, aseveró.

El funcionario federal informó que supervisarán que en los diferentes comercios donde se comercien los productos antes mencionados, “se den kilos de a kilo”, es decir, que las básculas no presenten fallas.

Nevárez Cervera dijo que prestarán especial atención a lugares de la capital yucateca como los mercados Lucas de Gálvez y San Benito, la empacadora de mariscos La Atlántida, la Central de Abastos y tiendas de autoservicio.