En el artículo de la semana anterior, le sugería que “no se cambie de afore, a menos que conozca el valor promedio de las acciones en el tiempo y su índice de capitalización”.

La Consar aconseja que, para cambiarse de afore, los trabajadores deben de considerar tres factores: comisiones, servicio y rendimientos.

Pero mire, una comisión baja no implica un rendimiento mayor; ni una comisión alta, conlleva un rendimiento menor; el servicio, en nada influye en las comisiones ni en los rendimientos; simplemente es bueno o malo, y hasta ahí.

Los rendimientos pudieran ser el factor más significativo de los tres, pero están sujetos a las fluctuaciones de los mercados financieros y presentan con frecuencia plusvalías y minusvalías.

La mayoría de quienes se cambian de afore consideran erróneamente sólo el Indicador de Rendimiento Neto (IRN), que publica y actualiza la Consar los días 15 de cada mes.

El IRN obtenido por cada afore se muestra en el llamado Documento de Rendimiento Neto para Registro, para Traspaso o para Recertificación, el cual contiene un cuadro comparativo de afore e indica la posición de cada una de ellas a esa fecha, y nada más; así de simple.

Sin embargo, habrán observado en el cuadro que la posición de las afore cambia de un mes a otro; habrán observado también que una afore permanece en la primera posición de uno a tres años, y que luego empieza a descender y llegar, incluso, hasta la última posición para luego, después de varios años, empezar a ascender de nuevo, lenta y paulatinamente.

Luego entonces, con esas variaciones cíclicas que muestran las afore, cual si fuera una rueda de la fortuna, ¿qué certeza tenemos de que nos darán rendimientos consistentemente atractivos y estables, como para permanecer en una o elegir otra afore?

La verdad que no hay y que tampoco nos pueden dar ninguna certeza ni garantía; entonces, si las comisiones, el servicio, los rendimientos y el IRN no son datos suficientes para la toma de decisiones, ¿qué otras opciones tienen los trabajadores?

A nuestro juicio, sería de gran utilidad que la Consar diera a conocer lisa, llana y claramente cuál es el valor promedio histórico de las acciones y el índice de capitalización de las mismas en el estado de cuenta que envía a los trabajadores, cada cuatrimestre.

Cabe precisar que la Consar publica, “detrás de la cortina”, el valor de las acciones de cada administradora, por Siefore, pero no da a conocer a los trabajadores, así como el IRN, ni el valor promedio ni el índice de capitalización de las acciones en el tiempo; ¿será acaso información privilegiada para unos cuantos?

Por cuestión de espacio, los datos en comento los encontrará en http://miretiroypension.com; son datos duros y muy reveladores.