Mérida, Yuc.- Todas las obras consideradas en el catálogo para Yucatán en 2018 ya se han iniciado, por un monto de más de mil millones de pesos, y al momento no se consideran recursos extraordinarios para la ejecución de proyectos adicionales, declaró el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Montaño Michael.

El funcionario federal sostuvo esta semana un encuentro en la Secretaría General de Gobierno, en el que también participaron alcaldes de diversos municipios y donde se acordó la implementación de trabajos para la conservación de carreteras y caminos rurales, como la vía Muna-Peto, Peto-Valladolid y la de Dzilam de Bravo.

“Hay una gran coordinación con el Gobierno del Estado y ellos tienen también su programación de obras; en la reunión con la Secretaría General de Gobierno revisamos los programas de conservación de carreteras, vienen nuevos proyectos en la materia”, dijo.

Montaño Michael explicó que las obras consideradas para este año y que han iniciado son la modernización del distribuidor vial de la salida de Mérida a Progreso, la modernización de la carretera Mérida-Chetumal, la construcción del distribuidor vial en Baca, la conservación de carreteras con acciones de deshierbe, sustitución de señalamientos horizontales y verticales, bacheos, entre otros.

El delegado de la SCT dijo que por el momento no han considerado recursos extraordinarios para el Estado sino que aplican los que estaban programados.

“Trabajamos en la conservación de caminos rurales y alimentadores, estamos apegados a lo que se estableció en el Presupuesto de Egresos de la Federación, no hay nada adicional”, reiteró.

“Todos los proyectos considerados para este año ya están iniciados, y en el caso de la carretera Mérida-Chetumal yo creo que la próxima semana iniciaremos los trabajos de modernización, pero todos ya están en marcha. Los recursos que se van a invertir son por más de mil millones de pesos”, dijo.