Patricia Itzá/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que diversos presidentes de cámaras empresariales manifestaron su descontento por la elevación de diversos insumos, principalmente la energía eléctrica, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Carlos Campos Achach, descartó que en este principio de año exista la intención de cierre de restaurantes.

Tanto que se cierre un restaurante no lo creo, pero sí hay un impacto en las inversiones que se piensan hacer, ya que muchos de los restauranteros las ponen en pausas hasta no saber qué pasará”.

También te puede interesar: Estudiantes serían los más afectados con alza a pasajes

Campos Achach indicó que si hubiera un cierre sería por una mala administración, motivo por el cual cerraron el año pasado alrededor de 30 negocios de comida.

El número de cierre de restaurantes que se tuvo en el 2017 no es alarmante para el sector, debido a que es el “estándar” de cada año, por lo que no está considerado como una situación “extraordinaria”.

Hasta el momento ningún restaurantero ha levantado la mano para expresar que están en dificultades económicas, por lo que será hasta el primer trimestre del año cuando se empiecen a ver las consecuencias “positivas o negativas” de toda la situación económica que vivimos, puntualizó.