Mérida, Yuc.- La Comisión Nacional de Protección Social en Salud (Cnpss) informó que está garantizada la cobertura del trasplante de riñón para niños y jóvenes afiliados al Seguro Popular menores de 18 años, a través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos.

Se dio a conocer que el Seguro Popular “tiene viabilidad financiera” para la atención de pacientes que han sido trasplantados y que, además, esta intervención contempla el protocolo para la obtención del órgano de donador vivo o de donador cadavérico, la intervención quirúrgica, el pago de la inmunosupresión, rechazo agudo y el seguimiento anual post trasplante.

Sin embargo, al limitarse la edad a 18 años, el sistema no cubre a buena parte de los enfermos de insuficiencia renal en el país, que requieren un trasplante de riñón.

Sólo en Yucatán, hay alrededor de 300 personas en lista de espera para un trasplante renal. En las últimas tres décadas, esta enfermedad pasó a ser la tercera causa de muerte en la entidad impactando a la población entre los 30 y 50 años de edad.

A nivel nacional, son 11 mil los pacientes que se encuentran en espera de un riñón por ser candidatos pero se estima que el total de enfermos renales en México es de al menos 8 millones de personas.

Además de los padecimientos físicos relacionados con su enfermedad, los pacientes con insuficiencia renal mayores de 18 años se enfrentan a problemas que agravan su situación, como lo es la falta de cobertura por parte del Seguro Popular, lo cual les impide el acceso al tratamiento que tiene un costo anual de 400 mil pesos.

Ante este panorama, la Secretaría de Salud del gobierno federal formó recientemente un grupo de trabajo con especialistas, académicos y una gama de distintos expertos para diseñar una Política de Salud Renal con miras a anunciarla en breve.