MÉRIDA, Yuc.- En un procedimiento abreviado Ángel J. F. fue sentenciado a tan solo tres años de prisión por el delito de abuso contra un niño de seis años de edad, quien era hermanito de su pareja.

Sin embargo, el sujeto no pisará prisión debido a que se le concedieron los beneficios que marca la ley para la sustitución de la pena corporal, ya que exhibió la cantidad de 30 mil pesos para el pago de daño ocasionado a la víctima.

También te puede interesar: Cae el asesino del hijo de Tere Cazola en Cancún

Este individuo fue detenido y vinculado a proceso el 18 de mayo pasado y el día 30 de octubre llegó a un acuerdo con la Fiscalía y la denunciante –madre del menor afectado- para llevar un procedimiento abreviado , mismo que fue aprobado por el juez primero de control, Antonio Bonilla Castañeda.

Además también fue condenado al pago de 30 mil pesos; así como a no acercarse a la víctima y/o a su domicilio por el lapso de tres años previsto en el artículo 72 del Código penal del estado en vigor.