Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Al pactar con la Fiscalía General del Estado y el juez de control de Tekax, Luis Armando Mendoza Casanova, el detenido Eduardo C. C. logró ser condenado a ocho años de cárcel por los delitos acumulados de violación equiparada agravada, corrupción de menores y abuso sexual agravado.

Este sujeto confesó en un procedimiento abreviado, las vejaciones a que él y su novia Diana sometía a su primo de sólo cuatro años de edad.

El juez Mendoza Casanova también le impuso amonestación pública, 300 días de multa, la suspensión de los derechos políticos y no acercarse a la víctima.

Los hechos se dieron en Tekax y se descubrieron cuando el niño le hizo comentarios obscenos a su hermana de 11 años, y al cuestionarle confesó que su primo abusaba de él. También se supo que después de las vejaciones Eduardo le daba al menor un dulce a cambio de que éste no dijera nada.

El sujeto fue detenido el 22 de abril pasado, al ejecutarse una orden de aprehensión en su contra.