Patricia Itzá/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Después de más de un año, se cerró el caso del asesinato de la fotógrafa canadiense Bárbara McClatchie Andrews, el cual en primera instancia se dijo que se debería enjuiciar como feminicidio, pero debido a que se determinó que el móvil fue por robo se juzgó como homicidio calificado.

Este jueves, por unanimidad el Tribunal Segundo de Juicio Oral sentenció a 30 de cárcel a Juan Carlos López Martínez al ser encontrado culpable de la muerte de la canadiense, suscitado en septiembre de 2016, además tendrá que pagar como reparación del daño un millón 465 mil con 482 pesos, y más de cuatro mil pesos por gastos funerarios.

Sin embargo, al inculpado no se le otorgó la sentencia máxima como lo había solicitado la Fiscalía General del Estado, por lo que se le redujo 10 años de cárcel, considerándolo de peligrosidad media.

Durante la audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral, la defensa solicitó la reducción de condena, para lo cual exhibió, entre otras cosas, una carta de buena conducta durante el año dos meses que ha estado el inculpado recluido en el Centro de Reintegración Social de Mérida.

Brutal crimen

Ante esto, el sujeto, que era chofer de una empresa de transporte, pasará 30 años tras las rejas por el asesinato de McClatchie Andrews, quien fue encontrada sin vida a un costado de la carretera Mérida- Cancún en septiembre del 2016.

Ahora lee: Atropella, mata y arrastra a 'abuelito' por una calle entera

Los jueces validaron todas las pruebas que presentó la Fiscalía General del Estado, y se comprobó que la experimentada fotógrafa murió por asfixia por estrangulamiento con la correa que su cámara, además de haber sido golpeada salvajemente, según resultados de la necropsia.

Te recomendamos leer: ¿Quién era Bárbara McClatchie, fotógrafa asesinada en Yucatán?

Se validaron los testimonios y videos otorgados en donde se indica que López Martínez fue la última persona que estuvo con la víctima, además del cateo realizado en su domicilio en donde se encontraron las pertenencias de la canadiense.