MÉRIDA, Yuc.- A ocho meses del crimen que sacudió a la sociedad yucateca, en el cual una joven madre fue asesinada por su pareja en el interior de Plaza Fiesta, este martes el feminicida fue sentenciado a 35 años de prisión, poco más de la sentencia mínima la cual es de 30 años.

Este martes, el Tribunal Segundo de Juicio Oral dictó la sentencia al feminicida de Plaza Fiesta Eduardo Enrique Real Castillo, quien la tarde del viernes 23 de junio de 2017, asesinó a su esposa, Jéssica Esmeralda de 25 años, de una certera puñalada en el corazón, tras discutir en uno de los pasillos de dicho centro comercial.

La sentencia total fue de 35 años en prisión, un millón 600 mil 800 pesos como reparación del daño y la prohibición de acercarse a la familia de la víctima tras recobrar la libertad.

A pesar de que se realizó la petición que en la sentencia también se le prohíba a Eduardo Enrique acercarse sus hijos, ésta no procedió, ya que no es algo que no le compete a este Tribunal, se aseguró.

Eduardo Enrique fue hallado culpable del delito feminicidio agravado y la sentencia impuesta es un poco superior a la mínima, la cual es de 30 años. La máxima indicada en este delito es de 50 años.

El tercero del año

Este es el tercer feminicida sentenciado en este año pero el primero en juicio oral, ya que los otros dos fueron por procedimientos abreviados.

El primer feminicida de 2017 fue Daniel N, quien el 7 de febrero asesinó a machetazos a su esposa Daniela N, porque ella lo abandonó por otro hombre.

Testigos reconocen a acusados de matar a Emma Molina Canto

Otro feminicida que aceptó un procedimiento abreviado fue el comandante de la Policía Municipal de Tekax, Bernardo N, quien el 3 de enero pasado, fue sentenciado a 38 años de prisión por el asesinato de su esposa a quien degolló en un pleito en su domicilio conyugal, ubicado en esa población del sur del estado, los hechos sucedidos el 22 de mayo de 2017.