Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Estado se perfila para mejorar la producción de miel y si bien ahora existe un “excedente” del dulce que está afectado el precio del producto, las autoridades buscan certificar el proceso para ampliar sus mercados.

Las intensas lluvias que han caído en el Estado han generado una sobreproducción de miel por una vasta floración, que a su vez ha obligado a los apicultores a abaratar el dulce, pues de un precio inicial de 46 pesos el litro, desde hace tres meses se estableció entre 30 y 35 pesos, reconoció la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder).

Pablo Castro Alcocer, titular de la dependencia, refirió que por eso buscarán que la certificación del producto se realice en el Estado a fin de incentivar la producción mielera y que los costos sean más competitivos para los apicultores.

También te puede interesar: Prevén más de 700 mil visitantes en zonas arqueológicas

“Les quieren pagar menos del precio de referencia que teníamos hace tres meses, que era de 46 pesos, hoy la miel está fluctuando entre 30 y 35 pesos y eso porque hay una sobreproducción y es donde tenemos que meter mano otra vez para optimizar un comercio justo y que una sobreproducción no vaya en decremento de los beneficios que deben tener los productores”.

El funcionario estatal refirió que la Seder estuvo pendiente de las lluvias de la semana pasada, pues más agua cayó en poblaciones del sur y algunas zonas del oriente. Recordó que desde hace varios meses se les ha brindado apoyo a los apicultores, con paquetes de azúcar y proteínas, cuando, en ese entonces, se presentaron temporadas de sequía.

Castro Alcocer destacó que actualmente realizan investigaciones sobre la miel en el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán, para contar con un equipo nuevo y así evitar que los productores manden el dulce a otros estados y países para su certificación.

“Lo que estamos pensando es que aquí en el Estado se haga la certificación, así ahorramos tiempo, dinero en transportación y otros factores y con ello podamos hacer más rápido el comercio y mejorar los costos de venta”.

En ese sentido, puntualizó que se debe dar un valor agregado a la producción primaria, para que los productores aprendan a envasar en vidrio, lo que les exige el comercio actual para conservar las propiedades de la miel y mejorar la producción apícola.