Mérida, Yuc.- Solo 15 mil 400 de los 50 mil bebés que nacen cada año en Yucatán reciben alimentación con leche materna de forma exclusiva durante sus primeros seis meses de vida, como recomienda el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Aunque en los últimos años la lactancia materna exclusiva se ha incrementado, alcanzando actualmente el 30.8 por ciento, aún hay mucho por hacer para que más madres ofrezcan esta alimentación a sus hijos, que no solo es benéfica para su salud, sino que también impacta en la economía familiar”, consideró Elisa Ortiz Rincón, líder de la “Liga de la Leche” en Yucatán.

Ortiz Rincón indicó que con todos los insumos necesarios para dar a un bebé alimentación con fórmulas lácteas, una sola familia, dependiendo el tipo y marca de leche, puede desembolsar entre 15 mil y 35 mil pesos anuales.

Tomando en consideración que el salario promedio de los trabajadores en Yucatán es de 8 mil pesos mensuales, se tendrían que destinar entre 20 y 40 por ciento de este ingreso para la alimentación de cada hijo recién nacido.

El gasto en fórmulas lácteas, incrementa con lo que se destina a biberones, agua purificada, consultas pediátricas y medicamentos.

Elisa Ortiz señaló que los recursos que se ahorran las familias que ofrecen lactancia materna a sus hijos, los pueden utilizar en otros gastos, por ejemplo en actividades de esparcimiento, lo que mejora la calidad de vida de sus integrantes.