MÉRIDA, Yuc.- Solo cuatro de los 106 ayuntamientos de Yucatán han cumplido con las nuevas disposiciones de la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado, que establece la creación de contralorías internas para recibir, entre otras cosas, la declaración patrimonial de sus funcionarios a partir de hoy.

Al respecto, ayer el contralor general del Gobierno del Estado, Miguel Fernández Vargas, dijo que ante este panorama el síndico de cada ayuntamiento es la persona que podrá recibir las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos.

Entre los ayuntamientos que ya cuentan con una contraloría interna figuran, Progreso, Mérida y Umán.

“La mayor parte de los ayuntamientos carece de un órgano interno de control, el que tendrá que hacer la función de recibir las declaraciones es el síndico. La nueva Ley de responsabilidades administrativas dejó muy delimitado para todos los poderes y para todos los órdenes de gobierno sus responsabilidades, y en este caso los ayuntamientos deberían de actuar. En Yucatán hay cerca de 50 municipios con menos de 5 mil habitantes, y hay aproximadamente 40 municipios de entre 5 mil y 25 mil habitantes, y luego entre 10 o 15 que rebasan esa cantidad más Mérida, ninguno de ellos tiene una infraestructura administrativa para eso. El síndico se tendrá que hacer cargo de recibir las declaraciones porque contralorías internas solo las tienen cuatro municipios”, expuso Fernández Vargas.