MÉRIDA, Yuc.- El crecimiento urbano en Mérida, que se ha extendido después de la periferia, ha ocasionado que actualmente haya más presencia del insecto Triatoma dimidiata, conocido comúmente como “chinche” o “pic”, que es el vector que transmite la enfermedad de Chagas, sin embargo no todos los insectos de esta especie portan el parásito. 

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSY) se han detectado poblaciones de estos insectos en Kanasín, Umán, Acanceh, Halachó, Kantunil y Sotuta.

El responsable del Departamento de Control de Vectores de la SSY, Jorge Alfredo Palacio Vargas, mencionó que no todos los insectos de esta especie portan el parásito que ocasiona la enfermedad que es el Tripanosoma Cruzi.

“Estudios que hemos hecho a estos insectos nos revelan que entre el 35 y 45 por ciento de ellos son portadores del parásito. En cuanto a su presencia, hemos visto un incremento del ‘pic’ en unidades habitacionales que se han construido fuera de la periferia de Mérida. Esto se debe a que la cercanía con el monte facilita al insecto el acceso a las viviendas.”, indicó.

Agregó que es en temporada de calor cuando se agudiza la presencia de la “chinche” y, por ende, los reportes que recibe la Secretaría de Salud por parte de los ciudadanos son mayores en esta época.

¿Qué pasa si se encuentra en una vivienda? 

“Cuando se reciben las llamadas, el Departamento de Control de Vectores acude al lugar del reporte y se aplica un cuestionario a las personas para saber en dónde encontraron al insecto y si estuvieron en contacto directo con él, para determinar las acciones a tomar. Hay situaciones en donde la ‘chinche’ se encuentra en la habitación, en la cama o en la ropa, partiendo de ese factor hay una alta probabilidad de contacto e incluso ya picó a la persona sin que se dé cuenta”, detalló.

Agregó que a la persona se le toma una muestra de sangre para enviar al laboratorio estatal y, en caso de salir positivo, se le otorga el tratamiento, el cual se solicita al Gobierno Federal.

El biólogo Jorge Alfredo Palacio dijo que también se aplican acciones de fumigación, pero esto se hace de forma preventiva, ya que el insecto se traslada durante la noche a las viviendas para alimentarse.