Adán Escamilla/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Se quitó la vida por la vía del ahorcamiento el señor Jorge R. P. A., de 49 años de edad, la tarde del lunes en su domicilio del fraccionamiento Residencial Montecristo.

Aparentemente no había razón alguna para que esta persona tomara la fatal decisión de privarse de la existencia, y lo único que al parecer podría haberlo orillado a hacerlo, es una lesión que sufrió en la cadera que lo mantenía en constante dolor.

Fue la suegra del hoy occiso quien descubrió el cadáver.

Según explicó a las autoridades, este lunes por la tarde llegó a visitarlo al predio No. 91 de la calle 1-F con 4-A y 4-C de Montecristo. Llamó varias veces y nadie contestó, por lo cual entró y al atravesar por uno de los pasillos de acceso, vio a Jorge ahorcado en una bodega.

De inmediato llamó a sus demás familiares, que al llegar bajaron el cuerpo y pidieron la atención de paramédicos de la SSP, quienes solo pudieron confirmar que ya estaba muerto.

Según señalaron los familiares del occiso, éste no tenía problemas económicos ni sentimentales.