MÉRIDA, Yuc.- En la última semana reportada por la Secretaría de Salud Federal se confirmaron tres casos más de zika en Yucatán, los cuales corresponden a un hombre y dos mujeres una de las cuales contrajo la enfermedad estando embarazada, con estos nuevos pacientes suman seis en lo que va del año.

Cabe destacar que la cifra actual representa la mitad de casos que se registraron en 2017 durante el mismo periodo de corte (21 de julio).

Como se ha informado, el virus de zika es potencialmente peligroso para mujeres embarazadas, particularmente si lo contraen durante el primer trimestre de gestación, ya que el virus puede transmitirse de la madre al hijo y puede ocasionar daños a nivel nervioso central, así como malformaciones congénitas como la microcefalia.

En este trastorno, la cabeza del bebé es significativamente más pequeña de lo esperado, lo que usualmente es provocado por un desarrollo anormal del cerebro.

El virus del zika también provoca en los bebés alteraciones cognitivas de tipo motriz y de aprendizaje.

Efectos posteriores 

En plática con Milenio Novedades, Flor Muñoz, infectóloga pediatra del Texas Children Hospital, comentó que es necesario estudiar qué efectos tendría el contagio con el virus de zika en niños de 1 a 5 años, ya que hasta ahora solo se han investigado los defectos congénitos que puede ocasionar el virus cuando la mujer embarazada se infecta.

En visita a la capital yucateca a invitación del Colegio de Pediatras de Yucatán, la profesora de pediatría señaló que se debe dar vigilancia a los niños que han estado expuestos al virus aun cuando hayan nacido sin ninguna alteración, ya que muchas veces el virus no ocasiona signos visibles y puede causarles daños serios en la etapa de la infancia.

“Hay que tratar de investigar un poco más en áreas endémicas, como lo es Yucatán, en donde hay presencia del mosco transmisor Aedes aegypti”, declaró.

Indicó que uno de cada 10 casos de zika se da en niños, pero que no siempre se presenta con manifestaciones clínicas. 

“Estos niños son mayores de 10 años, lo que no sabemos bien es si un bebé que todavía está en desarrollo puede tener efectos a largo plazo por el virus del zika”, apuntó.

Sobre la relación del Síndrome de Guillán-Barré con la infección del virus de zika, la infectóloga comentó que no está del todo comprobado que el contagio ocasione este síndrome, ya que otros virus como el de la influenza también pueden causarlo.

La doctora Flor Muñoz comentó que actualmente se realizan muchas investigaciones en torno al virus de zika y que hay más de 40 vacunas contra esta enfermedad en desarrollo.