Milenio Novedades

Mérida, Yuc.- El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos terminó sin éxito la búsqueda de un piloto cuyo avión desapareció la semana pasada sobre una zona del sur del Golfo de México, frente a las costas de la Península de Yucatán.

El piloto, identificado como el doctor John William “Bill” Kinsinger, de 55 años de edad, despegó de la ciudad de Oklahoma, para dirigirse a la comunidad de Georgetown, al norte de Austin, Texas.

Su propósito era recoger un perro, como parte de la labor de la organización “Pilots N Paws”, que transporta animales desde refugios a hogares de crianza u hogares permanentes.

Kinsinger piloteaba un avión monomotor tipo “Cirrus SR22”, el cual, tras pasar el sitio de destino continuó volando. Fue observado por última vez en un radar a 352 kilómetros al noroeste de Cancún, México, a una altura de cuatro mil metros. 

Tras detectar el errático comportamiento de la aeronave, dos aviones caza F-16 del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (Norad) en Colorado, despegaron desde Houston para interceptarlo y darle seguimiento.

Kinsinger no respondió a los intentos de contacto por radio hechos por los pilotos militares.

Los esfuerzos para buscar el avión y su piloto terminaron a unos 215 kilómetros al norte de la Península de Yucatán, informó el Servicio de Guardacostas.

La corporación precisó que la búsqueda se efectuó en un área de 52 mil kilómetros cuadrados durante aproximadamente 79 horas, según un comunicado de prensa.

“Terminar una búsqueda es una decisión difícil en la que ponemos todo el pensamiento y la consideración”, dijo en el comunicado el capitán David Cooper, jefe de gestión de incidentes para el Octavo Distrito del Servicio de Guardacostas.

“El doctor Kinsinger era un hombre muy querido y nuestros corazones están con todos los impactados por este trágico momento”, indicó.