Redacción/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Volcado sobre su toldo y sin una de sus cuatro llantas terminó la noche del sábado un Dodge Attitude cuando el conductor, un chofer de la plataforma digital “Big Driver”, dormitó al volante mientras conducía sobre la vía Mérida-Motul.

A pesar de que fue espectacular la volcadura registrada a escasos 2 kilómetros antes de llegar a la capital del Estado, el guiador salió ileso, pero se llevó "tremendo" susto.

El automóvil quedó inservible por el golpe que se dio con la guarnición, mientras que la llanta que perdió fue a caer a varios metros de donde la unidad quedó con las ruedas hacia arriba.

También te puede interesar: El miércoles inicia el conteo oficial de paquetes electorales

Aunque no se precisó qué fue lo que originó el aparatoso accidente, todo parece indicar que al chofer “le ganó el cansancio” y dormitó al volante. Al lugar, además de agentes estatales que llegaron a atender el siniestro, también se presentaron paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública SSP para darle los primeros auxilios al conductor. En el lugar se colocaron conos de señalización para evitar otro percance.

Otro accidente vehicular

Internado en el camellón central de la vía Mérida-Progreso terminó una camioneta Kía Sportage debido a que su conductor perdió el control cuando circulaba con exceso de velocidad.

El capitán de la Marina Édgar Roberto Castellanos García iba con su familia rumbo a Progreso a bordo de la mencionada camioneta y como iba a alta velocidad, bastó un descuido para que perdiera el control de su unidad y se fuera a la hondonada que divide los carriles de ida y vuelta de la autopista.