MÉRIDA, Yuc.- La tecnología es una herramienta que ha incrementado el interés de alumnos de educación media superior por la Química, debido a que ahora “es más fácil” practicarla y saber de ella, pero principalmente incentiva que se opte por alguna licenciatura en esa rama.

Una muestra es el XXXII Concurso Estatal de Química Básica, que este año cuenta con 650 alumnos participantes y en 2017 tuvo alrededor de 400.

El maestro en ciencias y jurado del concurso, Ángel Trejo Irigoyen, dijo que se ha visto que existe un sinfín de plataformas que se pueden encontrar en aplicaciones móviles o servidores de diversas escuelas en donde la enseñanza de la química se está haciendo más fácil.

“Si la tecnología la podemos utilizar de buena forma y canalizarla de manera adecuada, es de mucha ayuda para los alumnos. Todos los software y videos en donde se muestra la resolución de muchos planteamientos que antes eran difíciles de explicar son benéficos, por lo que ahora se considera una herramienta importante y demuestra que esta ciencia no es difícil”, precisó.