Milenio Novedades

MÉXICO.- La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) informó que están por establecer acercamiento con las autoridades entrantes en los tres niveles de gobierno para negociar reducción o en su caso desaparición de cargas tributarias que aseguran “ahogan” al sector.

En el orden estatal y municipal se trata del conocido como “impuesto cedular”, el cual les retira a las tienditas de la esquina un 5 por ciento sobre sus ganancias, y el otro es el ISR (Impuesto Sobre la Renta) que se les retiene en el orden federal.

De acuerdo con la presidenta de dicha cámara, Landy Lucely Pech Pérez, están preparando los acercamientos con las autoridades debidas, en el orden municipal y estatal, para solicitar que se elimine la carga tributaria en varios aspectos.

“A nivel nacional la cámara ya ha buscado acercamiento con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a quien se le expuso la posibilidad de eliminar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que nos cobran de forma mensual y que resulta muy pesado. En la parte estatal, desde 2013 se nos cobra el impuesto cedular que representa un cinco por ciento sobre nuestras ganancias”, dijo.

De acuerdo con Pech Pérez, se trata de una carga tributaria que pone en riesgo la permanencia en el mercado de los socios afiliados, principalmente “tienditas de la esquina”, que durante el primer semestre puso en aprietos a 10 socios.

“Afortunadamente pudimos recuperar a esos socios que se dieron de baja porque sus negocios estaban en riesgo de cerrar, y ahora buscamos mejorar las condiciones con los gobiernos entrantes en beneficio de nuestros 400 afiliados”, afirmó.

Según detalló, a lo largo del sexenio actual de gobierno estatal por terminar, se contó con una relación cordial, pero el único programa de apoyo al sector del pequeños comerciante fue mediante la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), denominado “Traditiendas”.