Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) invita a la población a revisar que la información que aparezca como publicidad en Internet sea veraz y comprobable, revisar los términos y condiciones, así como la capacidad real del producto o servicio.

En su Revista del Consumidor, el organismo indica que deben analizarse las garantías y su vigencia, además del precio final en el que se incluya cualquier gasto adicional y tener un contacto para posibles reclamaciones o aclaraciones, informa Notimex.

Explica que lo declarado en la publicidad se establece como parte del contrato con el proveedor, por lo que el consumidor tiene el derecho de exigir que lo que ésta ofrezca, se cumpla y se respete.

Recomienda no dejarse llevar si el sentido común advierte que la oferta es demasiado buena para ser verdad, por lo cual es mejor preguntar directamente al proveedor cualquier duda.

 Asimismo, la Profeco señala que hay que consultar las restricciones y condiciones para la adquisición de un producto o servicio, y que no exista discriminación hacia algún tipo de público.

Destaca que la publicidad engañosa en Internet, como en cualquier otro medio, tiene consecuencias legales, pues la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) obliga a que toda su información comercial y/o publicidad sea veraz, comprobable, clara y apegada a dicha ley.

En caso de no cumplir, se le puede ordenar al proveedor que suspenda la publicidad que viole las disposiciones de dicha ley, o bien que la corrija, por lo cual la Profeco pide denunciar cualquier engaño detectado por los cibernautas.