Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Como parte de un programa nacional que se realiza en 16 estados para crear una base de datos de ADN que ayude a la identificación de cuerpos de personas desaparecidas, la Unidad Científica de la Policía Federal tomará muestras de ADN en Yucatán, por lo que exhorta a familiares de personas que estén en esta situación a proporcionar sus muestras.

El comisario de la Unidad Científica de la PF, Ariel Badillo Lozano, señaló que las muestras se tomarán del jueves 17 al domingo 20 de mayo en la estación de la Policía Federal, ubicada en la avenida Aviación, donde los familiares serán asesorados por un agente de Ministerio Público Federal, en horario de nueve de la mañana a las cinco de la tarde.

"Existen dos tipos de desapariciones: la forzada, que es ajena a la voluntad de la persona afectada, y la voluntaria, en donde el individuo por su propia decisión se ausenta del hogar o de la familia”.

También te puede interesar: Hoteleros piden al Gobierno millones para promoción turística

En el caso de Yucatán, no tienen reportes de casos de desaparición forzada, los que se presentan son de tipo voluntario, pues las personas huyen de su hogar o del seno familiar y los reportan como desaparecidos para localizarlos.

Badillo Lozano explicó que con esta base nacional de ADN ya se tienen casos de éxito, pues se han encontrado los restos de un familiar en un estado distinto del que es originaria la persona reportada como desaparecida.

Por su parte el comandante Inspector en Jefe de la Policía Federal, Juan Carlos Óliver Rodríguez, recalcó que el programa "Ayúdanos a buscar a tu familia" cuenta con el apoyo de los tres niveles de Gobierno y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El objetivo

La actividad de recabar muestras sanguíneas a familiares de personas desaparecidas, se realiza de manera coordinada con la Fiscalía de Desaparecidos de la Procuraduría General de la República y las Fiscalías de los Estados.

La toma de ADN se efectúa a familiares directos de las personas cuyo paradero se desconoce como madre, padre o esposa e hijos y permite, mediante el uso de tecnología de última generación, la búsqueda e identificación de manera más eficiente.