Candelario Robles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La clase trabajadora no resistiría un incremento al pasaje del transporte público de cinco pesos, por lo que de ninguna manera se debe considerar, sobre todo porque el aumento emergente al salario mínimo tampoco se ha logrado, señaló el secretario general de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos de Yucatán (Frocy), Pedro Oxté Conrado.

“De ninguna manera se debe considerar un aumento en el pasaje del transporte urbano si hasta el momento tampoco se ha logrado un alza en los salarios y un incremento a la tarifa sería impactar severamente el bolsillo de los trabajadores”, señaló.

El dirigente obrero afirmó que si no hay un aumento salarial emergente, tampoco debe de haber condiciones para un aumento en el pasaje del transporte urbano, menos como lo plantean los transportistas que la tarifa sea de 13 pesos adultos y 6 pesos niños y estudiantes.

“Pero también es cierto que los obreros y sus familias, al igual que los campesinos y las clases medias y bajas son impactados por las alzas constantes en los precios de los alimentos”, puntualizó.

Oxté Conrado indicó que el Gobierno del Estado tiene que atender la demanda de los transportistas y buscar una solución que no se traduzca en ningún incremento al pasaje urbano; no por ahora, mientras no haya un aumento salarial emergente.