Katia Leyva
MÉRIDA, Yuc.- El precio de la gasolina está imparable y ya se vende hasta en 16.06 pesos el litro de Magna en algunas estaciones de servicio.

Ante esta situación la mayoría de las gasolineras evitan la colocación de precios, ya sea apagando sus letreros o colocándolos con pluma, a pesar de que la Ley Federal de Protección al Consumidor señala que estos establecimientos están “obligados a exhibir de forma notoria y visible el monto total a pagar por los bienes, productos o servicios que ofrezca al consumidor”.

Asimismo, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) estableció una tregua en cuanto al reporte diario para notificar el cambio de precios la cual vence el 13 de marzo, a partir de la cual impondrá sanciones a las estaciones que incumplan reportando sus tarifas ante este organismo.

En un recorrido por algunas estaciones de servicio de la capital yucateca se constató que los meridanos no tienen la posibilidad de visualizar los precios a cierta distancia y ya hasta el momento de enfilarse para cargar gasolina se dan cuenta de la tarifa que manejan. Esto como medida para no “alertar” a los clientes.

Continúan aumentos 

Se constató que al menos 30 estaciones de servicio omiten sus precios.

En solo cinco días, los combustibles registraron un ajuste de 12 centavos en el precio de la gasolina Magna, cuyo máximo pasó de $15.94 a $16.06 en algunas estaciones.

Desde su liberación, el precio de la Magna suma un incremento de 48 centavos, pasando de $15.58 pesos a $16.06 pesos. La Premium pasó de $17.29 a $17.73 pesos, 44 centavos más cara y el Diésel, de $16.51 a $16.91 pesos, 40 centavos más.

Fabricante de piñatas abusa de menor en Pacabtún

Según información de la CRE, la zona norponiente de la capital yucateca es la que registra los precios más altos en combustibles.