Mérida, Yuc.- Un proyecto de investigación que vincula a la Uady y a la Unam y que calificó para un financiamiento de Conacyt permitirá incursionar en innovadoras técnicas basadas en imágenes y señales médicas, con el propósito de encontrar mejores métodos en el diagnóstico de la enfermedad de Chagas.

El área cuenta con equipos sofisticados y de vanguardia, como ecógrafo clínico para hacer ultrasonidos, que permite evaluar la morfología cardíaca, monitor de anestesia y placa para registrar la actividad eléctrica del animal y equipos de señales de ultrasonido para capturar el flujo de vasos sanguíneos y válvulas intracardiacas, entre otros. El proyecto tuvo un financiamiento de casi 6 millones de pesos, recursos otorgados por el Conacyt.

La enfermedad de Chagas es endémica en 21 países de América, afectando entre cinco y 12 millones de personas, distribuyéndose desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina. Hay entre 70 y 100 millones de personas expuestas a sufrir esta enfermedad.

El laboratorio de parasitología del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” cuenta con esta nueva área en donde a través de equipos sofisticados se podrá dar seguimiento en modelos vivos de animales como ratones, conejos, cobayas e incluso gatos.

El área recién inaugurada es la única en su tipo a nivel regional en implementar este tipo de tecnología, informó una de las responsables, Dra. Ana Paulina Haro Álvarez, comisionada del Conacyt en la Uady, quien destacó la importancia de incursionar con innovadoras técnicas cuyas repercusiones experimentales a la larga se aplicarán en humanos.

La investigadora destacó que son varias las características que hacen inédito a este proyecto y cuyos resultados permitirán avanzar en “el conocimiento de la frontera” (toda investigación sobre algo desconocido y que puede aportar conocimiento nuevo).